¿Qué es la readaptación?

Si hay un servicio que genere curiosidad entre nuestros pacientes o entre los visitantes del centro es la readaptación.


  • “¿Qué es esto?”

  • “¿Es sólo para deportistas, no?”

  • “¿Pero para lo que tengo yo hace falta?”



La readaptación es algo que muchas veces se ha englobado dentro de otras palabras como “Rehabilitación” o “Entrenamiento”, pero su importancia a día de hoy en la recuperación de la salud es muy importante y, combinado con la fisioterapia, marca la diferencia en tu recuperación.


Para definir la idea de la readaptación se debe atender primero al concepto de lesión. Esta representa un problema de salud importante que provoca dolor, discapacidad y/o disfunción a corto o a largo plazo.


Por consiguiente, una lesión es aquella que puede ocurrirle tanto a un deportista o atleta como a una persona que no dedique su vida a dicho ámbito.


En cuanto al tema en cuestión, la readaptación de una lesión se centra en un objetivo, conseguir que vuelvas a hacer vida normal sin ninguna molestia y sin temor a volver a caer en tu antigua lesión, es decir, tu vuelta a la actividad normal.


Durante la readaptación se producen cambios marcados desde la lesión hasta su total recuperación, donde se destaca el trabajo multidisciplinar compuesto por servicios médicos, fisioterapia y preparación física.


El papel del readaptador es, mediante la realización de ejercicio controlado sin riesgo de lesión. En función de lo que veamos en la valoración inicial, se te propondrán ejercicios específicos no solo para que recuperes la zona afectada, sino para que no te vuelva a pasar. Todos los tipos de lesiones generalmente vienen precedidos de un desequilibrio, muchas veces producido a nivel de fuerzas musculares. Este factor es un punto esencial a tener en cuenta entre muchos otros, pero suele olvidarse con facilidad.


La creencia más extendida es que la readaptación es sólo para deportistas de élite pero esta teoría es falsa, ya que, actualmente, cualquiera puede sufrir una lesión debido a que todos estamos expuestos a ellas en cualquier gesto cotidiano.


Sois muchos los que acudís al centro comentando cosas como: “no puedo doblar la pierna totalmente y la otra sí”, “tengo un esguince mal curado”, “arrastro molestias en el hombro desde hace tiempo pero es normal”,… Lo primero que os decimos, como muchos ya sabréis, es que perder funcionalidad, de entrada, no es normal.


Es muy interesante observar y comprobar el estado físico de personas que han sufrido la misma lesión se han recuperado de forma totalmente distinta, algunas mediante una programación de readaptación y otras sin realizarla. ¿Adivináis quienes llegan con mejor condición física en su etapa final de recuperación? Seguramente lo intuyes, pero más adelante te daremos más pistas.


Es necesario normalizar el concepto de readaptación para todos y dar al readaptador un papel importante en tu proceso de curación.



¡Actívate!

80 vistas

©2020 Fisioactive S.C.   |  Política de Privacidad