Efectos de la actividad física en personas con enfermedad renal

Seguimos hablando del incremento de la calidad de vida de las personas generada por la práctica de la actividad física (1). En este caso, toca hablar de su impacto en la población con enfermedad renal, ¿Qué efectos produce en personas con patología renal?


Atención, spoiler: como ya suponéis es factible la incorporación de un programa de actividad física en personas con enfermedad renal (2).





Tradicionalmente el ejercicio físico no se recomendaba por la posibilidad de deteriorar la función renal de la persona y aumentar la proteinuria (exceso de proteína en la orina) (3). Sin embargo, en investigaciones más recientes (4, 5) se observa como, aparte de una mejora del rendimiento físico, también se produce:


  • Una disminución de la frecuencia cardíaca


  • Se estabiliza la tensión arterial


  • Se incrementa el peso corporal debido a la ganancia de masa muscular a pesar del deterioro biológico que produce dicha enfermedad


  • Disminuye el tiempo de diálisis (método que sustituye parte de la función de los riñones) por disminuir la retención de líquido


  • Se incrementan la hemoglobina y las proteínas totales


Vistos los efectos surgen nuevas dudas como: ¿qué tipo de ejercicio tenemos que hacer? ¿Cuántas veces debemos hacer ejercicio a la semana? ¿Cuál es la intensidad recomendada a la hora de hacer esa actividad física?


En una reciente revisión sistemática y metaanálisis en la que se analizan 21 estudios diferentes (6), podemos encontrar múltiples investigaciones donde la frecuencia de ejercicio que se recomendaba podía ser variada dependiendo del sujeto en cuestión. Encontramos programas de ejercicio de 3 sesiones a la semana con una duración de la sesión de 30-50 minutos (7), programas de 2 sesiones semanales e incluso 5 (8, 9) y, por último, programas de una sesión cada día (10). En cuanto a la intensidad del ejercicio, predomina una intensidad leve o moderada en sus estudios utilizados.


No obstante, debéis tener en cuenta que cada persona tiene unas características y unas necesidades diferentes de otras. Es necesario individualizar cuando hablamos de realizar un programa de actividad física.


Por tanto, la ilustración que veréis a continuación son una serie de actividades/ejercicios basados en estudios que habéis visto anteriormente cuyo objetivo es la motivación al movimiento, y a la realización de actividad física de la persona con enfermedad renal.


Debido al período de confinamiento en el que nos encontramos por el coronavirus veréis unos ejercicios que se pueden realizar sin material deportivo, de intensidad leve o moderada y que están dedicados a un sector de la población de la tercera edad.



Lo que acabáis de ver no es ni forma parte de un programa de entrenamiento específico, simplemente hacen referencia a una serie de ejercicios que incrementan la movilidad de la persona y su actividad física. Os recomendamos que si tenéis alguna duda o limitación en la ejecución de los ejercicios anteriores os pongáis en contacto con profesionales de la salud.


El impacto de la actividad física sobre la progresión de la enfermedad renal y el inicio de TRS (tratamiento renal sustitutivo) no está claro y la evidencia que disponemos al respecto es limitada, ya que existen resultados positivos en las investigaciones pero no son resultados significativos.


Al no encontrar resultados negativos sobre la función renal y teniendo en cuenta los efectos positivos que genera sobre la frecuencia cardíaca, la optimización de la tensión arterial, la mejora de la capacidad aeróbica y funcional, la ganancia de masa muscular, la mejora de parámetros analíticos como la hemoglobina,… resumiendo, la mejora de la calidad de vida de la persona, se recomienda la práctica de la actividad física en personas con enfermedad renal (6).


Como siempre, si tenéis cualquier duda al respecto o queréis saber más del tema, estamos a vuestra disposición en las vías habituales.


---------



1. Krzepota, J., Biernat, E., & Florkiewicz, B. (2015). The relationship between levels of physical activity and quality of life among students of the university of the third age. Central European Journal of Public Health, 23(4), 335–339.


2. Wang, Q., Liu, H., Ren, Z., Xiong, W., He, M., Li, N., … Guo, X. (2020). The associations of family functioning , general well-being , and exercise with mental health among end-stage renal disease patients. Psychiatry Investig, 17(4), 356–365.




3. Saeta, S. F., Labaceno, R. E., & Temó, G. F. (2005). El ejercicio físico en el tratamiento del enfermo con insuficiencia renal crónica (IRC). Cuadernos de Psicología Del Deporte, 5.


4. Bogataj, Š., Pajek, J., Buturovi, J., Had, V., & Pajek, M. (2020). Kinesiologist-guided functional exercise in addition to intradialytic cycling program in end-stage kidney disease patients : a randomised controlled trial. Nature Research, 10, 1–10.


5. Müller-Ortiz, H., Pedreros-Rosales, C., Vera-Calzaretta, A., González-Burboa, A., Zúñiga-San Martín, C., & Oliveros-Romero, M. S. (2019). Entrenamiento físico en personas con enfermedad renal crónica avanzada: beneficios de su implementación en la práctica clínica. Rev Med Chile, 147, 1443–1448.


6. Villanego, F., Naranjo, J., Vigara, L. A., Cazorla, J. M., Montero, M. E., García, T, Mazuecos, A. (2020). Impacto del ejericio físico en pacientes con enfermedad renal crónica: revisión sistemática y metaanálisis. Revista de La Sociedad Española de Nefrología, 697.


7. Gomes, T. S., Aoike, D. T., & Baria, F. (2017). Effect of aerobic exercise on markers of bone with chronic kidney disease. Journal of Renal Nutrition, 27(5), 364–371.


8. Pechter, Ü., Raag, M., & Ots-rosenberg, M. (2014). Regular aquatic exercise for chronic kidney disease patients : a 10-year follow-up study. International Journal of Rehabilititation Research, 37(3), 251–255.


9. Rossi, A. P., Burris, D. D., Lucas, F. L., Crocker, G. A., & Wasserman, J. C. (2014). Effects of a renal rehabilitation exercise program in patients with CKD : A randomized , controlled trial. Clinical Journal of the American Society Nephrology, 9(12), 2052–2058.




10. Takashi, D., Flavia, A., Ayako, M., Adriano, K., Túlio, M., & Lilian, D. M. (2014). Impact of home ‑ based aerobic exercise on the physical capacity of overweight patients with chronic kidney disease. Int Urol Nephrol.





49 vistas

©2020 Fisioactive S.C.   |  Política de Privacidad